31/01/2020

Se llega al diálogo por el precio de la castaña para su comercialización 2020, pero el descontento continúa

Iris Martinez - CIPCA Norte Amazónico

Se llega al diálogo por el precio de la castaña para su comercialización 2020, pero el descontento continúa

Reunión campesinos e indígenas con CADEXNOR, en medio del conflicto(15 de enero). Foto: Iris Martinez

CIPCA / 31 de enero de 2020.- En respuesta a la exigencia del sector campesino e indígena, el 23 de enero se instaló la mesa de diálogo en oficinas de Zofra Cobija para solucionar el conflicto del precio de la castaña, en la mesa participaron, Wilfredo Rojas, Ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Arturo Murillo, Ministro de Gobierno, Luis Flores, Gobernador del departamento de Pando y dirigentes campesinos e indígenas de los 15 municipios de Pando. Producto del diálogo se levantó un acta de entendimiento que señala textualmente: “El Gobierno Central, Departamental y los Gobiernos Municipales con los representantes del Sector Castañero del departamento de Pando establecen que el precio de la castaña para la gestión 2020 es de Bs140, puesto en carretera o Payol, quedando de esta manera conformes y de esta manera procederán a levantar todos los bloqueos del departamento”.  

Sin embargo, una vez que  los campesinos e indígenas volvieron a sus chacos a continuar con la zafra, el pasado domingo 26 de enero, en los municipios de Blanca Flor y Nanagua se instalaron nuevamente bloqueos temporales de carretera, exigiendo a los compradores de este producto cumplan con el acuerdo, pues los rescatadores de castaña (quienes recogen el producto de la carretera) dan una respuesta negativa, motivo por el que, los campesinos e indígenas de estos municipios resolvieron dar un plazo de tres días para cumplir con el acuerdo, caso contrario procederán con la ¨expulsión a los rescatadores de castaña¨.

En la gestión 2019  la caja de castaña, que contiene 23 kilos, costaba Bs179, siendo Bs150  lo mínimo que se pagaba, esta gestión 2020 a principios de año se pagaba Bs110 por caja a los campesinos e indígenas, que son dueños de su castaña, y en la barraca a los zafreros, que sólo venden su mano de obra, Bs70 por caja.  A partir de ello es que los campesinos e indígenas a mediados de este mes de enero llevaron a cabo ampliados y reuniones de emergencia para instalar puntos de bloqueo en el departamento de Pando y la provincia de Vaca Diez exigiendo Bs250 por caja, de acuerdo a los montos de gestiones pasadas, lo cual no fue aceptado por el sector empresarial, llegando al punto de exigir la mediación del Gobierno Central, tanto por su relación institucional con la Empresa Boliviana de Almendras (EBA) y su rol como autoridad nacional, obteniendo de esta manera el acta de entendimiento citada.

Sin embargo, el sector de los campesinos e indígenas señaló no estar conforme con el precio definido, pero señaló al ser la castaña un producto perecedero necesita un manejo apropiado para cumplir con las normas de calidad para su exportación, alertando que mientras transcurra más tiempo mayores serán las perdidas, razón por la que aceptaron el monto propuesto por el gobierno central.

En vista de estos acontecimientos, algunos dirigentes campesinos e indígenas del área de cobertura de CIPCA Norte Amazónico, dieron a conocer su preocupación por que la baja del precio tendrá un impacto desfavorable en su economía este año.

¨Este precio va a afectar la economía de las familias, viendo la realidad en la que vivimos, la castaña es la que nos da más recursos, para nosotros habrá crisis todo el año ¨- Becker Huari R., Sctrio. Ejecutivo de la Sub Central de Trabajadores Campesinos del municipio de  Conquista.

¨Nos afectará mucho que haya bajado el precio de la castaña, porque No contempla o cubre los precios de la canasta familiar, salud y educación en nuestras familias, no estamos conformes¨-Odalys Huayllas. Sctria. Ejecutiva de la Federación Departamental de Mujeres Campesinas de Pando – Bartolina Sisa.

Ante estas opiniones que son generalizadas en el sector, representantes empresariales han manifestado razones económicas por las que el precio de la castaña ha bajado, ¨lo que me parece que ha sucedido con la castaña en el mercado internacional es que alcanzó los más altos niveles de precios razonables para los consumidores (alrededor de los 3,50-4,00 USD/lb) durante los pasados años y creo que por encima de este precio deja de ser atractiva¨ Valeria Bigliazzi Responsable de producción de la cooperativa Chico Mendes – Modena.

Hay que tomar en cuenta también, que sí bien los últimos años se tuvo una media de $3.50 la libra de castaña en el mercado internacional, como explica Bigliazzi, a finales del año 2019 a nivel general las exportaciones cayeron un 6% en valor y 22% en volumen, de acuerdo a los datos del  Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), lo cual agravó la caída de precios internacionales afectando a diferentes productos de exportación como la castaña y por tanto a todos sus actores de la cadena productiva, a lo que el sector empresarial suma:

¨En 2017, con la baja extraordinaria de la producción hubo una irracional especulación por parte de los productores y rescatistas y los precios de la materia prima llegaron a ser demasiados altos (1000 o 1500bs/barrica), pero el mercado internacional no pudo pagar precios tan altos (…) Como resultado, faltando mucha castaña en los mercados internacionales, en 2017 se estima que la producción cayó en un 80%, los consumidores se orientaron a otras frutas secas y sustituyeron su consumo con otros productos a veces menos caros¨ - Valeria Bigliazzi Responsable de producción de la Cooperativa Chico Mendes Modena.

No obstante, el 2019 Bolivia continúa ocupando el primer sitial como exportador de castaña a nivel mundial, lo que quiere decir que este producto no pierde potencial para su comercialización y como generador de ingresos para el país. Sin embargo, los datos de producción, venta y exportación no son accesibles públicamente, lo que en definitiva demuestra la existencia de intereses económicos en juego en este conflicto, lo que lleva a cuestionar cómo continuará el conflicto de los precios de la castaña, y si continuará bajando, siendo necesario identificar si los campesinos e indígenas tienen garantías para evitar que la especulación de precios no vuelva a ocurrir. El país no controla los precios del mercado internacional, ni tampoco es vendedor directo, así que por la importancia que amerita este es un tema para un análisis a mayor profundidad que deberá realizarse en un futuro.  

Bajo ese panorama es clara la necesidad de un monitoreo permanente del precio internacional de la castaña, que los datos obtenidos sean accesibles para los campesinos e indígenas y como actores dentro la cadena productiva, y que les sirvan de insumos para determinar de manera consensuada con los empresarios el precio de la castaña antes de cada zafra (Enero-Marzo).

Mientras tanto algunas comunidades campesinas e indígenas se encuentran en estado de alerta hasta que tengan las garantías que se cumpla con el acuerdo, y que los precios de la castaña sean justos, pues es entre los meses de febrero y marzo donde suelen aumentar.  

Otras noticias:

Plan Estratégico 2016 - 2021

Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural.

  • Organizaciones  indígena  originario  campesinas  democráticas, autónomas y autogestionarias Desafío 1 Organizaciones indígena originario campesinas democráticas, autónomas y autogestionarias Leer más
  • Desarrollo rural sostenible con enfoque territorial Desafío 2 Desarrollo rural sostenible con enfoque territorial Leer más
  • Gobiernos e instituciones públicas democráticas, interculturales y eficaces Desafío 3 Gobiernos e instituciones públicas democráticas, interculturales y eficaces Leer más

Enlaces que te pueden interesar: