CIPCANotas

“Laudato si”, una propuesta para cambiar el rumbo del mundo

Autor: Vincent Vos (*)
Fecha: 01/07/2015

En la encíclica divulgada el jueves 18 de junio del presente año, el Papa Francisco expuso sus argumentos teológicos, científicos y morales para desarrollar estrategias para cambiar el rumbo del mundo, como propuesta ante el cambio climático y la eminente destrucción de nuestra “casa común, la Madre Tierra”.

A la fecha se han publicado 32 encíclicas papales. Esta primera carta encíclica del Papa Francisco hace referencia al canto de San Francisco de Asís “Laudato si’, mi’ Signore” – “Alabado seas, mi Señor”. El fundador de la orden Franciscana San Francisco de Asís siempre ha sido una fuente de inspiración para Jorge Mario Bergoglio, tanto así que adoptó el nombre Francisco cuando fue elegido Santo Padre de la Iglesia Católica. La encíclica rescata la visión de San Francisco que predicaba una vida de humildad en armonía con la naturaleza con atención especial para los más pobres y abandonados. 

El análisis descarnado del papa Francisco aborda la interconexión entre la contaminación y el cambio climático, la mala gestión del agua, la pérdida de la biodiversidad, la gran desigualdad entre regiones ricas y pobres y la debilidad de las reacciones políticas ante la catástrofe ecológica. Menciona como causas del deterioro de la calidad de vida humana y degradación social el modelo de desarrollo y la cultura del descarte. Supone una auténtica declaración de guerra a las grandes compañías y los gobernantes de los países más poderosos que, según el Papa, han contribuido al cambio climático y la profundización de la pobreza por “el uso desproporcionado de los recursos naturales”.

La publicación, fundamentada con los datos más seguros de las ciencias de la vida, destaca, no solamente porque es la primera vez que un Papa, o cualquier líder mundial, se refiere tan expresamente al tema ambiental. El valor extraordinario de “Laudato sí” está en la lectura de estos datos, pues el Papa discierne que detrás de los datos desastrosos se esconden dramas humanos y un sufrimiento de parte de la madre tierra. 

La encíclica propone abordar la problemática ambiental desde una ecología integral y refiere a la tierra como una hermana con la que se comparte la existencia o como una madre que acoge entre sus brazos. Esta conceptualización de la tierra también ya fue parte del legado de San Francisco de Asís, pero como resalta el teólogo y sacerdote Franciscano brasileño Leonardo Boff, más aún revela la cultura ecológica sud-americana como parte del pensar del “primer Papa del sur del mundo”, algo también reflejado en el uso frecuente de términos como “Casa Común” y “Madre Tierra”.

Pero esta carta magna va más allá que los típicos discursos ecologistas, ya que llama a una verdadera reflexión sobre la problemática abarcada. Aplicando el ritual metodológico de la iglesia católica de ver, juzgar, actuar y celebrar el Papa Francisco recuerda nuestra responsabilidad de actuar como cuidantes de la creación de Dios. Destaca los múltiples efectos de nuestro comportamiento en lo económico, lo ambiental y lo social resaltando que debemos escuchar tanto el grito de la tierra como el grito de los pobres.Rechaza la falsa esperanza en soluciones desde la tecnociencia, y critica la ineficiencia política, y termina argumentando que cada uno de nosotros debemos aportar con un nuevo estilo de vida, asentado sobre el cuidado, la compasión, la sobriedad compartida, la alianza entre la humanidad y el medio ambiente. Propone cambiar el modelo de desarrollo global y recuperar los valores y fines arrasados por un desenfreno megalómano, y revalorizar los conocimientos ancestrales de los pueblos indígenas en el diálogo sobre el medio ambiente.

El Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA) recibe la encíclica como una nueva fuente de inspiración y esperanza para el trabajo en las comunidades campesinas e indígenas. Las acciones institucionales a favor de la producción familiar se enmarcan en una Propuesta Económica Productiva con enfoque de sostenibilidad e integralidad, como alternativa frente a las tendencias típicas de desarrollo de lógica extractivista que por lo general no toman en cuenta adecuadamente las visiones, intereses y propuestas locales. Tal vez no nos deben sorprender las coincidencias entre la encíclica papal y nuestras acciones institucionales, considerando que desde la fundación de CIPCA por Jesuitas como Xavier Albó, la institución se ha basado en los principios cristianos para contribuir al fortalecimiento organizativo, político, económico y cultural de pueblos indígena originario campesinos (OIC).

Esperamos que la encíclica innovadora, y la pronta visita del Papa a Bolivia contribuyan a visualizar este tipo de propuestas, de esta visión alternativa de desarrollo, una visión que cambiará el rumbo del mundo y de Bolivia. Descargar la encíclica: http://cipca.org.bo/index.php?option=com_joomdoc&task=document.download&path=ENC%C3%8DCLICA.pdf

 

(*) Vincent Vos, investigador de Cipca Norte Amazónico.

Otros CIPCANotas:

Plan Estratégico 2016 - 2021

Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural.

  • Organizaciones  indígena  originario  campesinas  democráticas, autónomas y autogestionarias Desafío 1 Organizaciones indígena originario campesinas democráticas, autónomas y autogestionarias Leer más
  • Desarrollo rural sostenible con enfoque territorial Desafío 2 Desarrollo rural sostenible con enfoque territorial Leer más
  • Gobiernos e instituciones públicas democráticas, interculturales y eficaces Desafío 3 Gobiernos e instituciones públicas democráticas, interculturales y eficaces Leer más

Enlaces que te pueden interesar: