10/08/2018

Curso de prevención de incendios forestales reunió a bomberos tradicionales e indígenas

Agencia de Noticias Fides

 Curso de prevención de incendios forestales reunió a bomberos tradicionales e indígenas

Curso de prevención de incendios forestales realizado en Riberalta, Beni. Foto: Vincent Vos – CIPCA Norte Amazónico

La Paz, 10 agosto (ANF).- El Tercer Encuentro de Bomberos Forestales realizado en el municipio de Riberalta capacitó a actores campesinos e indígenas, tanto en prevención de incendios forestales, como en las acciones inmediatas para aplacar los focos de calor.

Más de 100 bomberos forestales, entre campesinos e indígenas de los municipios de Riberalta (Beni) y Puerto Gonzalo Moreno (Pando), además de los más especializados del Grupo SAR y las Fuerzas Armadas, técnicos y autoridades de diversas instituciones participaron del importante encuentro entre el 26 y 28 de julio. 

Durante el evento los participantes recibieron capacitación técnica sobre el control y la prevención de incendios, intercambiaron experiencias y aprendizajes y realizaron prácticas de campo de todas las etapas del control de un incendio forestal.

Marianela Chao Achipa, indica que es la tercera vez que participa en este encuentro, pero que cada año se aprende técnicas nuevas. “Los incendios son muy peligrosos. No es fácil combatirlos”, afirma. 

“En la comunidad Frontera nos hemos organizado bien. Si un compañero va hacer chaco nos avisa. Tenemos un grupo capacitado como bomberos forestales. Con estos compañeros ayudamos a hacer las fajas de seguridad alrededor del chaco, y hacemos la quema controlada. Estos últimos años hemos trabajado así, y ya no hemos tenido incendios", explica.

Según Aldo Velasco, responsable de la Unidad de Gestión de Riesgo del Gobierno Autónomo Municipal de Riberalta, el evento es un componente clave de una estrategia municipal para la prevención de incendios que también incluye un Sistema de Alerta Temprana de Riesgos de Incendios Forestales (SATRIFO-FAN) y acciones de apertura de fajas cortafuegos estratégicas en un gran número de comunidades rurales amenazadas por los recurrentes y desastrosos incendios forestales. 

Velasco dice que estas acciones son planificadas y ejecutadas en el marco de una plataforma interinstitucional llamada Comité Municipal de Reducción de Riesgos y Atención de Desastres (Comurade. “Desde hace más de 10 años diversas instituciones públicas y privadas además de las organizaciones campesinas e indígenas venimos coordinando acciones de prevención y control de incendios, y otras actividades de gestión de riesgos", menciona. 

En los últimos años dice que se mejoró la planificación, y actualmente las acciones se enmarcan en la Ley de Gestión de Riesgo y el Plan Territorial de Desarrollo Integral del municipio, lo cual ha facilitado en la planificación y ejecución de las actividades de gestión de riesgos, pero también favoreció la gestión de recursos.

Por su parte, Wilfredo Plaza, Secretario de Desarrollo Productivo y Medio Ambiente del Gobierno Municipal de Riberalta explica que la Unidad de Gestión de Riesgos es uno de los brazos operativos municipales que mejor ha logrado una planificación estratégica de sus actividades. 

"De cierta manera los desastres del pasado nos han obligado a trabajar de forma más coordinada. Para el gobierno municipal está claro que la coordinación entre todos los actores es fundamental para lograr el éxito, se busca establecer similares mecanismos de coordinación y planificación en otras áreas como la producción, la conservación y la investigación, todo en el marco de una planificación territorial y la construcción participativa de propuestas", señala.

Heidy Teco del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA), una organización no gubernamental (ONG) que forma parte del Comurade, comenta que hace diez años era imposible pensar que el gobierno municipal brindaría este tipo de ayuda. Recuerda cómo en las comunidades donde ella trabaja, algunas familias perdieron gran parte de su producción, tras incendios que se repetían año tras año.

Señala que los incendios forestales acabaron con grandes extensiones de bosque y los recursos que conlleva como la castaña y la madera, además de una gran biodiversidad de flora y fauna amazónica. "Fue la tristeza y la desesperación de estas familias que dieron inicio a las primeras actividades coordinadas", dice. 

"Es esperanzador que estas iniciativas pequeñas de entonces ahora se estén convirtiendo en una verdadera política pública, y que incluso algunos otros municipios estén intentando trabajar en una forma similar", señala.

Para Pedro Yumani de la comunidad de San Ariel, el fuego es muy poderoso. “Pero poco a poco estamos aprendiendo a cómo enfrentarlo. Hay que estar bien preparados (...). Las fajas de seguridad que abrimos en los pastizales nos ayudan a enfrentar el fuego, permiten movernos rápido a las zonas del incendio, e incluso podemos usarlo como un frente para contra-foguear´", dice. 

Dice que al momento plantan piña y manga en algunas de las fajas. Así no solo sirven para combatir el fuego, sino también que proporcionan alimentos.

Desde el punto de vista de Carlos Pinto, gerente del proyecto de manejo del fuego de la Fundación de Amigos de la Naturaleza (FAN), es clave construir estas capacidades comunales de primera respuesta para el control de incendios forestales que se articulen a las instancias municipales de gestión de riesgo, además de fortalecer los mecanismos de planificación para el uso controlado del fuego en las comunidades considerando que su uso forma parte de los sistemas productivos comunales. 

Vincent Vos, técnico-investigador del CIPCA, comparte este criterio de su colega de la FAN. “Es un logro grande que hemos logrado este nivel de coordinación interinstitucional, pero al final es la capacidad en las comunidades que define si se va poder reducir los incendios. Poco a poco se están construyendo estas capacidades, no solo con la capacitación de los bomberos, pero también con acciones más estratégicas con enfoque territorial. En esta línea el biólogo destaca el trabajo de la Asociación de Jóvenes Reforestadores en Acción (AJORA). 

Afirma que estos jóvenes se han involucrado en la instalación y mantención de una serie de fajas cortafuego en sus comunidades. Más allá de la prevención de los incendios, me parece alentador como se viene recuperando las zonas atrás de estas fajas. Una vez que se evita la entrada del fuego se puede sembrar leguminosas como canavalia y arverja, y plantar especies de rápido crecimiento como urucú y pacay. Estas especies permiten reducir el sujo (una gramínea invasiva muy susceptible al fuego), y recuperar el suelo. 

De esta manera los jóvenes han ayudado desde sus comunidades campesinas apoyo de instituciones públicas como el municipio de Riberalta y el programa ACCESOS del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierra para la conversión de las áreas completamente degradadas en sistemas agroforestales productivos.

Otras noticias:

Plan Estratégico 2016 - 2021

Por una Bolivia democrática, equitativa e intercultural.

  • Organizaciones  indígena  originario  campesinas  democráticas, autónomas y autogestionarias Desafío 1 Organizaciones indígena originario campesinas democráticas, autónomas y autogestionarias Leer más
  • Desarrollo rural sostenible con enfoque territorial Desafío 2 Desarrollo rural sostenible con enfoque territorial Leer más
  • Gobiernos e instituciones públicas democráticas, interculturales y eficaces Desafío 3 Gobiernos e instituciones públicas democráticas, interculturales y eficaces Leer más

Enlaces que te pueden interesar: