Deforestación en el área desafectada de El Chore

Gustavo Santos Tapia Daza-Santa Cruz
Martes, 26 Julio 2005

La Reserva Forestal El Chore está ubicada en el Departamento de Santa Cruz, provincias Ichilo y Sara, en los municipios de Yapacani, San Carlos y Santa Rosa del Sara. Fue la primera Reserva Forestal del País, creada para fines de producción forestal por una Junta Militar de Gobierno el 3 de agosto del año 1966, mediante Decreto Supremo No. 07779. La enorme riqueza en recursos forestales determinó la definición de una superficie inicial de 900.000 hectáreas, la que posteriormente, el año 1992, fue ampliado a una superficie de 1.008.501 hectáreas.

A partir del año 1970, la parte suroeste de dicha Reserva, sufre la presión de colonizadores. Pero, recién en septiembre de 1995 es cuando se aprueba el Plan de Uso de Suelo de Santa Cruz (PLUS) mediante DS Nº 24124, el cual modifica el concepto de reserva forestal, al aprobar en su terminología las siguientes unidades: -“B2” Bosque de manejo sostenible en la reserva Forestal de El Chore (784.538 hectáreas, 77.8%)- y -“AF” Agroforestal la parte sureste (223.962 hectáreas, 22.2%). La unidad AF cae en dos municipios San Carlos (67.810 hectáreas, 6.72%) y Santa Rosa (156.152 hectáreas, 15.48%), destinada al asentamiento de pequeños agricultores, que en adelante denominaremos área desafectada de El Chore.

Las recomendaciones del PLUS, para la unidad “AF” establecen que: el uso y manejo racional y sostenible de la tierra debe ser respetado, haciendo una sustitución gradual de la agricultura de tumba y quema por sistemas agroforestales, con prácticas conservacionistas que evita la degradación de los suelos. Determina la rotación de cultivos, el establecimiento de cortinas rompevientos, permite las plantaciones forestales y por último el fortalecimiento y coordinación de la investigación y extensión agroforestal. (PLUS, Anexo 1, 1995). Sin embargo, en la actualidad no se ve el cumplimiento de estas recomendaciones del PLUS.


Para comprobar la misma realizamos el cálculo de la superficie desmontada y la respectiva tasa de deforestación en el área desafectada. El método utilizado para los cálculos fue la Percepción Remota (Teledetección) con un . La Teledetección se refiere no sólo a la captación de datos desde el espacio, sino también a su posterior procesamiento y tratamiento en una imagen de satélite y con ayuda del programa ERDAS Imagine analizamos imágenes LANDSAT de los años 1986, 1990, 1995, 2000 y 2004 las que arrojaron los siguientes resultados.

La tipología forestal del área 156.152 hectáreas en el año 1970, estaba conformada por las siguientes unidades: 1) Bosque alto siempre verde (B/a/v) 102.000 hectáreas, 2) Bosque medio siempre verde (B/m/v) 38.238 hectáreas, 3) Bosque medio semisiempre verde en laderas (B/m/s-l) 10.335 hectáreas. 4) Sabanas arboladas (Sa) 4.777 hectáreas, y 5) Lagunas 801 hectáreas. En resumen, para este año el 96.43% de la superficie tenía cobertura de bosque en sus diferentes estratos.

Los desmontes (deforestación) antes de la promulgación de la nueva ley INRA y Forestal fueron bajos pero no dejaron de ser preocupantes. Para el año 1986 los desmontes ya alcanzaban una superficie de 11.674 hectáreas, lo que representaba un 7.75% de la cobertura boscosa original. Esta superficie de desmonte se duplicó el año 1995 teniendo una superficie deforestada de 26.140 hectáreas, equivalente a 17.36% de la cobertura boscosa original.
Posterior a la aprobación a la Ley INRA y la Ley Forestal, los desmontes aumentaron considerablemente, un concepto incorporado fue la función económica social, FES. Desde 1995 hasta 2000 se observa un incremento de considerable de hectáreas de desmonte llegando a 34.826 hectáreas deforestadas, lo cual representa un 23.13% de la cobertura boscosa original. Sin embargo, esta cifra sube aún más en el periodo 2000-2004 adicionándose otras 26.745 hectáreas de desmonte, lo que representa un 40.89% de la cobertura boscosa original.

A manera de síntesis, demostramos que entre 1986-1995 la tasa anual de deforestación fue del 1,22%, mientras que entre 1995-2004 subió a 3,72%, triplicándose la misma. En hectáreas tenemos una perdida de 14.466 hectáreas y 35.430 hectáreas del bosque original por cada periodo señalado. A nivel global, la explotación de recursos madereros y la producción agrícola destinada al mercado, con mayor incidencia en el área desafectada de El Chore, han provocado una deforestación del 40.89% con una tasa anual de 1.55% en relación a la cobertura boscosa original y una perdida total de 61.571 hectáreas en un periodo de 34 años, desde su creación. ¿Cuánto de desmonte más podrá soportar El Chore? ¿Es ésta nuestra opción de desarrollo para Santa Cruz y Bolivia? ¿Están funcionando las superintendencias creadas para este efecto?. Las conclusiones y comentarios los dejo a los lectores de Perspectiva Rural, pero algo habrá que hacer.

 

(*) Economista, especialista en GIS y Teledetección del CIPCA Santa Cruz

CIPCANotas

Mamita de Urkupiña Xavier Albó (*)
Martes, 19 Agosto 2014
Mientras hoy, 15 de agosto, escribo mi columna en El Alto, Urkupiña (junto a Cochabamba) está repleto con cientos de miles de peregrinos de todo el país e incluso del extra...
Las antinomias de las autonomías indígenas Fredy Villagomez Guzmán
Martes, 05 Agosto 2014
La implementación de las autonomías indígena originario campesinas (AIOC) se inició un 2 de agosto de 2009 con la promulgación del Decreto supremo 231, luego form...
A cinco años de la norma, ninguna autonomía indígena Lorenzo Soliz (*)
Martes, 05 Agosto 2014
Hace cinco años, el 2 de agosto de 2009, en Camiri, en el Chaco cruceño, se hizo el lanzamiento de las autonomías indígena originario campesinas. Se instituyó esa...

Últimas Publicaciones

Memoria-Informe de la Gestión 2013 Memoria Segundo Foro Andino Amazónico de Desarrollo Rural Jóvenes Rurales. Una aproximación a su problemática y perspectivas en seis regiones de Bolivia

Noticias en los Medios

Suscripción CIPCANotas

Enlaces